Blogia
Grandes Amaestradores de Psiquiatras

El dimorfismo sexual en el tango

Aunque sólo sea para que a la postre se fusionen con rabiosa pasión, los sexos deben estar claramente delimitados en el tango, género inequívoco por excelencia en el que la carga de los polos no puede dar lugar a ningún tipo de dudas, de manera que el juego de atracciones y rechazos genere las infinitas variantes que danzan en ese universo dramático que a tantos nos fascina.

Una artista como la cantante Bibi González, por ejemplo, se cuidará, siempre que aborde el tango de Cadícamo y Cobián Nostalgias, de recitarlo de esta manera: «Nostalgias / de escuchar su risa loca / y sentir junto a mi boca / como un fuego su respiración. / Angustia / de sentirme abandonada / y pensar que otra a su lado / pronto... pronto le hablará de amor...», puesto que la rima, en este caso, se habrá convertido en un factor decididamente secundario.

Si los estudiosos dedicaran más atención a un tema tan apasionante como el del dimorfismo sexual en el tango, las ramificaciones de la investigación podrían llegar a aportar algo de luz sobre temas tan controvertidos como el siempre espinoso misterio del lugar de nacimiento de Carlos Gardel. En este caso, a mi modesto entender, el dimorfismo tendería a dar la razón a los defensores de la tesis llamada «francesista», en el sentido de que un recio uruguayo de Tacuarembó (Reserva Viril de Occidente) jamás afirmaría cosas como: «Yo soy la muchacha del circo. / Por una moneda yo doy / un poco de humilde belleza, / un poco de tibia emoción…». Y mucho menos: «…ceñida en mi malla de seda, / repartiendo a todos / flores de ilusión». ¿No es cierto?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

mariana -

hola

dejinn -

son todos mios
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Oliveira -

Cuando Fagundez se subió al Ford T, mientras ajustaba la posición del espejo retrovisor, apenas pensó que nunca volvería a Tranqueras. Fagundez jamás había bailado un tango, a lo sumo una polquita arisca. Para él el baile y el pago eran cosas de chambones. Pero eso sí, Fagundez, con su patrimonio rubicundo y su cultura alcoholica, con su cansado humor y sus taciturnas certidumbres, Fagundez, el mismísimo Fagundez, se escapaba cada vez que podía hasta la ciudad a ver a Sofia Bozán en alguna cinta de esas que hacían sonreir, en la oscuridad, a Fagundez.

Leonor Gafas -

dimorfismo.
1. m. Biol. Condición de las especies animales o vegetales que presentan dos formas o dos aspectos anatómicos diferentes.
2. m. Geol. Condición de una sustancia que puede cristalizar en dos sistemas diferentes; p. ej., el carbonato cálcico, que se presenta como aragonito y espato calizo.

Pero igual es usted muy simpático.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres