Blogia
Grandes Amaestradores de Psiquiatras

Nieve en Badajoz

Nieve en Badajoz

En este momento, son las dos cincuenta y nueve.

Llueve y ni cuenta se da el Dios celeste de este vaivén terrestre atroz.

Es más, consiento que este viento zumbón y pertinaz, a Dios, ni lo conmueve.

Nieve cayó aquí, en Badajoz. Ni paz ni perdón: desaliento, peste, desdén…

Para quien deteste el sufrimiento, con mi más precoz frenesí, escribí, audaz, mi cuento agreste, que es éste, bien breve:

«Llueve, sopla el viento, cayó nieve en Badajoz –a Dios le importa un pimiento– y son las tres.»

¿No te conmueve?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Foster Douglas -

DEMOSTRACIÓN TEOLÓGICA
El viento es \"zumbón\".
Dios no acude a la palabra \"zumbón\". Yo tampoco.
En realidad nadie acude a la palabra \"zumbón\". En realidad nadie acude a ninguna palabra.En realidad a las palabras no se acude. Se acude a los actos patrios, a los exámenes de marzo, a las manifestaciones en apoyo a la revolución cubana.
De este modo, Dios y todos nosotoros unificamos nuestras respectivas conductas respecto a las aplicaciones del verbo \"acudir\". Ergo... Dios y todos nosotros somos uno en la diversidad. Esto demuestra, de manera concluyente, que si nosotros existimos, Dios también existe. Sólo queda por responder una interrogante: ¿nosotros existimos? ¿Eh?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

koalipso -

...\"zumbòn y pertinaz\"...mmmmmmmmmm.... me parece q dios no acude a esas palabras

Emeterio Rimadeiro -

Me conmueve, me remueve,
a las nueve.

Ni antes ni después.

Aunque no llueve en Jeréz.

¿Qué querés?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres